Informe Mensual: Enero & Febrero 2022

Actualización Programática

La ola Ómicron, cuyo punto más alto se produjo en enero y febrero del 2022, tuvo un efecto pronunciado en todas las métricas del COVID-19 dentro de Colorado; los pacientes en los hospitales, y las muertes reportadas, alcanzaron sus cifras más elevadas desde diciembre del 2020 y los nuevos casos alcanzaron su punto máximo a mediados de enero con un promedio de 16,223 por día. La Red comprensiblemente se esforzó en asistir en esta oleada y, con el equipo total del estado de 59 directores regionales, promotores y organizadores comunitarios, se preparó para ayudar a los trabajadores agrícolas, a las organizaciones regionales y a las comunidades rurales. Estos meses fueron especialmente difíciles ya que en cada región hubo miembros del equipo que se enfermaron con el virus, lo que obligó un cambio en las operaciones y actividades para controlar la propagación. Afortunadamente, se le dio la necesaria atención a la salud y a la seguridad, lo que permitió que otros miembros del equipo intensificaran y brindaran la asistencia necesaria a aquellas comunidades continuamente afectadas por la pandemia y sus efectos.


Con más de un año de experiencia en circunstancias difíciles, y a pesar de los cambios de personal por motivos de bienestar y salud, los promotores pudieron mantener 9,323 conversaciones en enero y febrero; 5,684 de estas con trabajadores agrícolas, para un promedio de 158 y 96 conversaciones por miembro del equipo, respectivamente. Aunque la cantidad de conversaciones fue menor que en el período de los dos meses anteriores, la cantidad promedio de encuentros que mantuvo cada miembro del equipo fue aproximadamente la misma. Esto muestra que los equipos regionales estaban organizando eventos con menos concurrencia en un esfuerzo por desalentar las grandes conglomeraciones y prevenir la transmisión entre los miembros de la comunidad. La tasa constante de eventos reportados por promotora también implica que los miembros sanos del equipo se hicieron cargo de cubrir el trabajo de los promotores afectados por el COVID-19, lo que permitió la recuperación a los miembros afectados y así prevenirles el contacto con el equipo de la región. La resiliencia mostrada por las regiones ayudó a frenar la propagación del COVID-19 a través de la asistencia continua a los miembros de la comunidad y a través de la prevención de contagio entre los promotores mismos.


Para mantenerse a salvo, los promotores aumentaron en gran medida su disponibilidad de métodos de divulgación electrónicos o sin contacto. Las conversaciones a través de mensajes de texto, correo electrónico o redes sociales representaron el 33% de todas las conversaciones, más del doble de la tasa media de los dos meses anteriores. Dado que la asistencia nutricional es un aspecto muy importante de la divulgación en todo el estado, los miembros del equipo tuvieron que ser creativos para continuar con los esfuerzos centrales de entrega de alimentos. De manera similar, las regiones duplicaron la cantidad de entregas sin necesidad de contacto y los promotores informaron sistemáticamente sobre el distanciamiento social y la utilización de máscaras en los eventos de distribución de alimentos que aún se organizaban de forma centralizada. Estos esfuerzos permitieron una asistencia nutricional continua y permitió la distribución de 2,290 cajas de alimentos a miembros de la comunidad en todo Colorado.


A lo largo de enero y febrero, los promotores informaron de un número sorprendente de personas que experimentaban, o estaban en cuarentena, a causa del COVID-19. Del total de las 9,323 conversaciones, 849 (9%) de ellas fueron con miembros afectados de la comunidad, la cifra más alta registrada en un año. Las personas a las que presta servicio la Red se enfrentan a desafios excepcionales debido a la pandemia: el estrés financiero, el transporte y los problemas de vivir remotamente son otras de las dificultades señaladas por los promotores. Sin embargo, durante enero y febrero comenzó a vislumbrarse otra tendencia: la de los individuos que estaban en cuarentena, o positivos al COVID-19, de los cuales el 47% no había recibido ninguna atención médica en el momento en que hablaron con los promotores. Los datos de los promotores revelan que estas personas a menudo solicitaron o recibieron las pruebas del COVID en ese momento, y que probablemente estarían sin un diagnóstico o sin asistencia si no hubiese sido por la ayuda de los promotores. Los miembros del equipo ocasionalmente encontraron un miedo a los efectos del COVID-19 (y/o a la vacuna) que les obligó a adoptar un enfoque múltiple que implicaba: mitigar las indecisiones, poner en contacto a la persona con los diferentes recursos y ofrecer o ayudarle con cualquier asistencia no relacionada con la pandemia que necesitara. Es evidente que estas personas representaban a un grupo especialmente vulnerable al que la Red se encontraba en una posición única para poder ayudar.


En todas las regiones, los miembros del equipo mostraron una gran respuesta a las necesidades de los miembros de la comunidad, sacando provecho de una vasta reserva de experiencia, conexiones y de la confianza que tiene la comunidad en ellos de poder obtener notables resultados. Aun con equipos más pequeños, los promotores proporcionaron 6,677 mascarillas a los trabajadores agrícolas. Se aprovecharon de contactos regionales para encontrarlas, distribuirlas y para asegurar que cualquier evento localizado centralmente se desarrollara de forma segura. El equipo estatal también realizó 783 pruebas físicas de COVID-19, ademas de cualquier otro servicio de detección con el cual los promotores hayan conectado a las personas. Ambas métricas incrementaron mucho, en comparación con los dos meses anteriores, mostrando un aumento del 84% y del 45%, respectivamente. Los promotores se adaptaron al aumento de casos de la variante ómicron, fomentando las colaboraciones en la región que proporcionaron los recursos necesarios para la comunidad y, a través de ellas, fueron capaces de proporcionar una mascarilla al 70% de las personas contactadas. Los promotores también proporcionaron 1,132 botellas de desinfectante para las manos y 621 kits de salud durante este periodo, continuando su enfoque en el bienestar de las personas a las que asistían.


También continuaron, durante enero y febrero, los esfuerzos para frenar la propagación del COVID-19 mediante la vacunación. Debido a su experiencia previa organizando, los miembros del equipo tienen muchas opciones disponibles para aquellos a los que ayudan a vacunarse o a ponerse el refuerzo. Entre otras se encuentran los sitios móviles dirigidos por organizaciones con las que se han asociado, o los eventos organizados por las propias regiones. Esta flexibilidad funciona bien contra las barreras sobre las que a menudo los promotores informan. Los trabajadores agrícolas con largas horas de trabajo o con insuficientes medios de transporte se conectan a los esfuerzos de vacunación a través de los promotores, que gozan de la confianza de los trabajadores y conocen los lugares u organizaciones adecuados. Estas conexiones se hicieron evidentes a través de las 1,567 conversaciones con respecto al acceso a la vacunación, representando un 18% del total. Esta cantidad es menor a la de los dos meses anteriores y siguiendo la tendencia de vacunación en Colorado, donde ha bajado la administración de las nuevas dosis administradas en el estado de forma constante durante enero y febrero.


A pesar de que el número total de conversaciones que involucró a la vacuna bajó, un gran aumento en estos meses fue la proporción de conversaciones sobre la vacuna que implicaban a los trabajadores agrícolas. Anteriormente, alrededor del 50% de las conversaciones sobre la vacuna fueron con trabajadores agrícolas. Sin embargo, en enero y febrero esta cantidad fue del 76%. Los datos de la red sugieren que muchas de estas conversaciones fueron con trabajadores H2A que están tramitando su regreso a Colorado o con trabajadores agrícolas que desean recibir sus vacunas de refuerzo. El hecho de que los trabajadores H2A que regresan se pongan en contacto con los miembros del equipo antes de su llegada, y a si asegurarse una vacuna de refuerzo, demuestra que los métodos utilizados para el contacto y la adquisición de confianza están teniendo un efecto a largo plazo. Los trabajadores agrícolas confían en que los promotores podrán prestarles ayuda inmediata, ya sea en relación con la pandemia o con otras cuestiones. Al superar los numerosos desafíos que se presentaron en enero y febrero, los promotores consolidaron esa confianza mientras trabajaban para llenar los considerables vacíos de ayuda a los que se enfrentan estas personas, todo esto mientras se preparaban para los futuros meses en los que el trabajo agrícola continúa en serio. Aunque con dificultades, el trabajo realizado ha aumentado en gran medida la resiliencia de estas comunidades y esperamos que esto le permita una rápida recuperación de los largos meses de la pandemia. El pasado año fue difícil para todos, pero en los tiempos de lucha los trabajadores de FrontLIne se mantienen, perseveran y luchan. Estos esfuerzos nunca son fáciles, pero la luz de la comunidad le da a muchos energía y poder para seguir adelante. Para apoyar eficazmente a los trabajadores agrícolas a lo largo de todo Colorado, los miembros del equipo no sólo necesitan proporcionar los artículos materiales solicitados, sino también dar nutrición cultural y sustento contra el miedo. Este informe destaca las formas en que Project Protect Promotora Network (la Red) apoyó estos dos grupos de necesidades y construyó comunidad a través de eventos y celebraciones a medida que el 2021 llegaba a su fin.


Después de los cambios de personal en las regiones a lo largo del otoño, la Red se estabilizó con 65 miembros quienes sostuvieron 15,721 conversaciones en noviembre y diciembre y, también durante este mismo tiempo, 8,583 con trabajadores agrícolas. Como la mayoría de los trabajadores agrícolas migrantes y de temporada ya habían abandonado Colorado, los dedicados líderes de la Red se enfocaron en las familias agrícolas que viven todo el año en el estado. Los promotores lidiaron rutinariamente con la reducción de las horas de trabajo, el clima frío y la vida rural remota mientras ayudaban a estos miembros de la comunidad. Los problemas a los que se enfrentan los trabajadores agrícolas que viven permanentemente en Colorado son a menudo diferentes en cuanto a su alcance y enfoque - y con la continua pandemia de COVID-19 y sus consecuencias cada miembro de cada región estuvo trabajando duro durante ambos meses.


Los casos de COVID-19, impulsados por la variante Ómicron, han venido a ser el centro del apoyo a la pandemia en todo Colorado. Los miembros del equipo de todas las regiones han respondido a esta grave situación proporcionando acceso a las vacunas y refuerzos y realizando pruebas a las personas a las que sirven. Las conversaciones relacionadas con la pandemia representaron un 44% de los contactos que tuvo la Red con las comunidades. Pero las citas de vacunación y los kits de pruebas no fueron el único apoyo prestado. A lo largo de noviembre y diciembre, se ofreció ayuda concreta a los enfermos por el virus y que no contaban con el apoyo adecuado para su aislamiento. En específico, los equipos regionales ayudaron a 421 personas de las que se sabía estaban experimentando COVID-19, o que estaban en cuarentena debido a que un miembro de su familia estaba enfermo, entregándoles cajas de alimentos, artículos personales y otros tipos de apoyo. En muchas situaciones, se pusieron en cuarentena a hogares enteros de varias familias, sin ingresos ni capacidad para adquirir las necesidades básicas. Los promotores informaron que se les agradecía constantemente por sus acciones, aunque los miembros de la comunidad estaban más agradecidos por los eventos festivos; donde también asistieron estas personas y familias a las que habían ayudado cuando estaban en cuarentena o enfermas.


A través de miles de citas recogidas a lo largo de los meses, se hizo evidente que los afectados por el COVID-19 estaban privados de algo más que recursos. La experiencia culturalmente agotadora de no poder honrar las celebraciones usualmente reservadas para estos meses. Los promotores, a través de la organización en torno a cuatro fiestas comunitarias, ayudaron a proporcionar estas celebraciones - y un necesario descanso de la pandemia.


Acceso a pruebas caseras de COVID

Durante enero y febrero, los miembros del equipo en todo el estado encontraron lagunas en el conocimiento acerca de las pruebas gratis del COVID: cómo pedirlas y cómo utilizarlas correctamente. En North 3, el equipo informó que muchas personas con las que hablaron estaban en cuarentena porque estaban enfermas, aunque no tenían las pruebas del COVID necesarias para verificar si eran o no positivas. Nuestra red respondió proporcionándoles un enlace de donde ordenar las pruebas caseras gratuitas a aquellos que no sabían cómo acceder a este recurso, y a menudo viajaban con pruebas extras en su auto para quienes las necesitaran de inmediato.


Ana Schultz, y sus colegas de la región North 2, grabaron un vídeo en youtube con instrucciones en español sobre cómo utilizar y ordenar las pruebas caseras del COVID. Ella dijo que la comunidad necesitaba recordatorios e información sobre "dónde ordenar los kits de pruebas caseras de COVID y un video [instructivo] en español paso a paso de cómo usarlos." [2 de febrero del 2022, 14395]


Sandra González, de la región Southeast, a menudo entregaba las pruebas de COVID a domicilio dejándolas en los escalones de las puertas, para así mantenerse protegida, cuando ayudaba a las familias. Después de dejarlas, llamaba a la familia para guiarlas través del proceso de la prueba. Sandra señaló que a menudo ayudaba a las mismas familias a las que ya había ayudado en el pasado con la vacunación. [20 de febrero del 2022, 14857]


El Miedo Invade Algunas Zonas

Los promotores de todo el estado siguen informando que el miedo al COVID continúa presente en la comunidad. Por ejemplo, Flor Chávez, del Western Slope, explica que existe un vínculo entre la propagación del COVID, el acceso económico y los servicios de salud. Ella reportó que "muchas personas tienen miedo de ir a hacerse un chequeo del COVID, aunque estén extremadamente enfermas, porque no tienen seguro de salud y no son elegibles para recibir seguro médico." Continúa diciendo que incluso cuando una prueba casera da positivo, en ocasiones siguen existiendo dificultades para conseguir ayuda médica individual "porque no tienen el dinero extra para pagar nada más que por la propia cita." [13 de febrero del 2022, 14848]


Andrea Montes, de la región North 3, todavía encuentra miedo con relación a la vacuna, aunque los trabajadores siempre están dispuestos a escucharla y a recibir más información. Mientras entregaba los alimentos a los trabajadores de la región y la gente expresaba su gratitud por la despensa, ella podía continuar las conversaciones sobre las pruebas del COVID, las vacunas y la seguridad contra el COVID. De todos modos, parece que el miedo a la vacuna ha ido disminuyendo, ya que muchas regiones informan de que la comunidad esta buscando las vacunas para no enfermarse. Koralia De Lara, de la Southeast Region, informa de que muchos miembros de la comunidad tienen miedo a enfermarse del COVID y, por lo tanto, buscan a los promotores para que les ayuden con las citas de vacunación. A través de su labor de divulgación, ha programado a muchas familias para que reciban sus segundas dosis o vacunas de refuerzo.


Trabajo de Vacunación y Tercera Dosis

Muchos trabajadores de Colorado se pusieron en contacto con los promotores en enero y febrero para preguntar cómo recibir su segunda y tercera dosis de la vacuna. Claudia Chaves, de la región North 1, nos dio un ejemplo de cómo han sido estas conversaciones,

“Llamó un trabajador solicitando donde se podían poner la tercera dosis de la vacuna: él y sus compañeros que ahorita están sin trabajo. Y, las primeras dosis las recibieron en la feria de vacunas del Consulado Mexicano, que apoyó a Project Protect.” [17 de enero del 2022, 14188]

Aunque la mayoría está dispuesta y deseosa de mantenerse resguardada a través de la vacunación, la red sigue enfrentando desafíos. Maria Kelly Pérez de la región North 1, reportó que "Los trabajadores H2A estaban muy preocupados porque les pusieron el refuerzo de la vacuna contra el Covid y estaban muy mal, tenían muy fuertes los síntomas y no pudieron ir a trabajar.” [Febrero 10, del 2022, 14580]. Los promotores siempre están lidiando con dificultades para proteger los derechos de los trabajadores a la seguridad, ya sea mientras estos se recuperan de los efectos secundarios de las vacunas o al enfrentarse a manifestantes antivacunas en sus eventos [18 de febrero de 2022, 15374].


Mirando al Futuro

A medida que se acerca la primavera y el inicio de las actividades agrícolas, la red se prepara para recibir a muchos nuevos trabajadores estacionales, migrantes y con visado H-2A en los próximos meses. Aunque gran parte del público piensa que la temporada agrícola es en pleno verano, hay una amplia cantidad de cuidados para la tierra y sus cultivos que deben completarse a principios del año. A lo largo de varias regiones del estado se esperan oleadas de trabajadores en marzo, abril, mayo y junio. La red se está preparando mediante la evaluación de los recursos e inventarios de los que dispone. A medida que los casos de COVID siguen disminuyendo en el estado, se nos ofrece un pequeño respiro con el que sanar y de esta forma prepararnos para lo que viene; ya sea una nueva oleada del COVID; incendios forestales durante el verano; o la observación del cumplimiento de la nueva ley de derechos de los trabajadores.


Este informe ha sido elaborado por Mark Ludke y Kassandra Neiss. Contribuciones de Ana Schultz, Sandra González, Flor Chávez, Andrea Montes, Koralia De Lara, Claudia Chaves, María Kelly Pérez y Cecilia Castro.


March 18, 2022


Para obtener más información, póngase en contacto con

Kassandra Neiss

Activista de datos y administrador de sistemas | FrontLine Farming

Kasey@FrontLineFarming.org


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo