top of page

Defendiendo los Hechos por Encima del Miedo: Declaración de los Trabajadores de lo Sistemas Alimentarios del Project Protect sobre las Resoluciones de No-Santuario



Las políticas de no-santuario promovidas por los condados de Mesa, Garfield y Delta fomentan el acoso a las comunidades de inmigrantes a lo largo del Western Slope. Aunque las resoluciones no realizan ningún cambio real, el teatro político envía el mensaje intimidatorio de que los inmigrantes no son bienvenidos. En lugar de debatir estas resoluciones y declarar su incapacidad para responder adecuadamente, los condados deberían mejorar su infraestructura y organizar sus recursos para enfrentarse a las necesidades humanas en sus comunidades.


Antes de esta reciente tendencia de fanfarronería política, las «políticas santuario» generalmente se enfocaban en restringir la habilidad de los oficiales de policía para colaborar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas («ICE», por sus siglas en inglés). Las resoluciones de no-santuario presentadas por algunos municipios no pretenden cambiar la participación de las fuerzas policiales locales en la aplicación de las leyes de inmigración, lo que ahora es regulado por la ley estatal. Más bien, estas resoluciones fomentan los temores sobre los riesgos para la «salud y la seguridad públicas», las quejas infundadas de que las políticas de santuario conllevan un incremento en la delincuencia y los «impactos en cascada de los desplazamientos de inmigrantes desde Denver». La adopción de este tipo de resoluciones basadas en miedo, y no en hechos, fomentará la confusión y la desconfianza entre las comunidades hispanohablantes y los gobiernos locales.


Como defensores de los trabajadores y las familias de la agricultura de Colorado, condenamos las políticas de no-santuario. Estas políticas harán la vida más difícil para los miembros inmigrantes de la comunidad que han vivido y trabajado en el Western Slope durante años. Las resoluciones no proporcionan una orientación clara para las organizaciones sin fines de lucro y grupos religiosos que forman la red de seguridad actual para los inmigrantes que ya están excluidos de los beneficios públicos. Los Trabajadores de los Sistemas Alimentarios del Proyecto Protect se oponen a las políticas de no-santuario que atentan contra nuestros valores en común y perjudican a nuestras comunidades. Exhortamos a los comisionados del condado y a los líderes del gobierno local a trabajar junto con las organizaciones de servicios para promover políticas que reflejen compasión, justicia y el bienestar de todos los residentes.

0 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page